Las marcas han desarrollado nuevas tecnologías y diseños que permiten alcanzar un confort térmico mediante un menor consumo eléctrico, así como reducir incluso hasta cero emisiones. Equipos eléctricos, a gas y estufas de pellets aportan al desafío de entregar un calor limpio.

En años como 2018, en que la proyección meteorológica indica un período otoño invierno con menos lluvia y más frío implica poner especial atención en cómo temperamos el hogar. La industria de la climatización se ha hecho cargo de este requerimiento, a través de una renovada oferta de equipos que utilizan la electricidad, e• gas o el pellet como fuente energética. A continuación, algunos de los nuevos modelos de calefactores que logran climatizar espacios con eficiencia energética y una reducción importante de las emisiones contaminantes.

Equipos tipo Split: Usualmente instalados de manera fija en las paredes y otros de uso portátil, los modelos Split son unos de los climatizadores que más han ganado terreno en los hogares y el retail. Primero porque sus costos han bajado y porque son eléctricos, lo que permite generar calor sin emisiones contaminantes, y además porque estos equipos también enfrían el ambiente, siendo una eficiente solución de climatización para invierno y verano. “Estos quipos son sectorizados y actualmente tienen nuevas tecnologías como por ejemplo lnverter, que propician un consumo eléctrico menor que los splits convencionales”, explican desde el Equipo Técnico de la Agencia de Eficiencia Energética.

Calefactores eléctricos con tecnología infrarroja: Las nuevas generaciones de estufas eléctricas utilizan pantallas radiantes que emiten radiación infrarroja de onda larga, es decir, energía térmica en el rango menos visible, pero más potente de la luz. “Esto permite calentar espacios de manera eficiente y uniforme, tal como el sol, con una sensación térmica de calidez y confort, sin que esta energía se “pierda” en contacto con el aire. Todo esto, en forma silenciosa y con un diseño atractivo, apto para ambientes interiores y exteriores. Por lo mismo, las pantallas radiantes infrarrojas son consideradas muy seguras y ecológicas ya que no dañan la epidermis, no alteran la humedad del aire y no emiten gases contaminantes”, explica Rodrigo Téllez, gerente de Productos e Innovación de una empresa socia de la Cámara Chilena de Refrigeración y Climatización.

Nuevos equipos a gas: Las nuevas generaciones de equipos de calefacción a gas son cada vez más eficientes, con rendimientos que sobrepasan el 109% del poder calorífico inferior de los hidrocarburos. “Estamos hablando de calderas y calefones de condensación vs las calderas y calefones convencionales, que bordean el 90% de rendimiento. Además, estas tecnologías son amigables con el medio ambiente, reduciendo considerablemente las emisiones”, dice Rodrigo Téllez. Y desde la Agencia de Eficiencia Energética acotan: “La combustión de gas es una de las más limpias dentro de los combustibles fósiles”.

Estufas de pellets: Este tipo de combustible de origen vegetal (biomasa) es una eficiente y limpia alternativa a la combustión de leña, pues contaminan menos y poseen mayor capacidad calorífica. “El ciclo de vida del pellets tiene una huella de carbono neutral y permite que residuos de la industria de la madera puedan ser reutilizados de forma sustentable para la calefacción, con gran eficiencia y a bajo costo, comparable con los combustibles fósiles tradicionales que son mucho más contaminantes”, señala Telllez. Los diseños de las estufas de pellets han demostrado el avance tecnológico con sistemas compactos, autónomos e incluso con la posibilidad de gestionarlos a distancia, “transformándose en garantía de confort para quienes las utilizan”, dice el experto de la Cámara Chilena de Refrigeración y Climatización.

Eficiencia energética en equipos eléctricos

Un aspecto clave al comprar un calefactor es informarse de cuán eficiente es en su consumo de energía. “La primera aproximación a la eficiencia de un calefactor es buscar que esté etiquetado y esta etiqueta de eficiencia energética sea de la mayor eficiencia, todos los equipos de calefacción eléctricas autorizados y analizados por la SEC cuentan con este etiquetado”, afirman desde el Equipo Técnico de la Agencia de Eficiencia Energética.

Un aspecto técnico a considerar es que estos equipos por realizar una transformación de energía eléctrica a térmica tienen una eficiencia similar, aunque la principal diferencia está en la potencia eléctrica consumida según los m2 que se desea calefaccionar, dato que debe evaluarse al seleccionar un calefactor. “Además, estos equipos serán más eficientes en la medida que tengan correctos sistemas de control o de apagado cuando se llegue a la temperatura de confort requerida”, dicen los expertos.

Fuente: La Tercera